martes, 23 de enero de 2007

El mar V (Nuestros Sueños)

El mar escucha sin descanso la silenciosa confesión de los recuerdos.
Una emoción incontenible, pero sin voz, sube del fondo de su pecho.
Donde las aguas son profundas como la muerte y el amor, hay un velero.
Bajo las olas pensativas el gran navío de la infancia está durmiendo.
En el abismo es su dulzura como un violín abandonado en un desierto.
Nido en el bosque tenebroso, llanto infantil en un camino solo y negro.
Su cuerpo mudo y solitario vive la vida de las flores y los ciegos.
Por lo callado y por lo solo parece un alma ensimismada en vez de un cuerpo.
Para su amor interminable todos los puertos de la tierra son pequeños.
Sólo este mar que nos escucha puede medir la soledad de nuestros sueños.
(Fragmento de Francisco Luis Bernárdez)

9 comentarios:

tormenta del mar dijo...

Espectacular manera de describis el mar! Me encantó tu post! Gracias por haberlo publicado!

Besos de hada!!!!

belmar dijo...

la injusticia se combate con la verdad, con la memoria re-visitada, por la historia des-velada...

Zé Lérias dijo...

María Inés,
Mi amiga de Buenos Aires...

Pasé a desearte una feliz semana...

Leí tu escrito, pero necesito volverlo a leer con mas calma...
Se ve muy hermoso, solo quiero entenderlo bien...
Prometo volver ;)
..........

A próxima vez escreverei em português para ver se entendes. Vale?

Um abrazo desde Portugal

Zé Lérias dijo...

É um deleite ler o que escreves.
Muitas felicitações, minha amiga.
Prometi voltar e cumpri a promessa como vês!
Que seas muy feliz.
Buen fin de semana.

Juan Lucas dijo...

Me quedaría para siempre en este lugar. En este "vientre" origen de vida que es el mar para que el tiempo calmara las tempestades y me devolviese la calma. Para que esa suave voz del mar, la lluvia y la flor que de nuevo crecerá a pesar de las angustias y dolores, me vuelvan a hacer reir.

Gracias por enseñarme este maravilloso rincón. Amada amiga María Inés.

Juan Lucas.

Juan Lucas dijo...

En este tu lugar de paz y sociego que has creado para ti y aceptando tu invitación, vengo a atracar en uno de tus maravillosos puertos, querida Mª Inés, y al igual que Ulises y la maga Circe, quedaré embrujado en las playas de tu mar durante todo el tiempo que desees retenerme.
Un beso Maga Mª Inés.
Juan Lucas.

MAR dijo...

Desde mi mar, mil cariños para ti.
besitos,
mar

Mar dijo...

¡ Otro ser maravilloso del mar !

Agradezco tus huellas dejadas en la arena de mi mar, con ellas pude seguirte para descubrir tan maravilloso lugar. Pasé un buen rato por aquí, con tan bello blog, palabras... me sentí en casa: en el mar.

Abrazo caribeño

Agua dijo...

Tormenta del mar:
Gracias por ese paso acá.
Cariños.

Belmar:
Tienes razón.
Saludos

Zé:
Mi querido y sensible amigo gracias por pasar siempre por este mar que te aprecia tanto.
Abrazos

Juan:
A ti lo de siempre gracias por estar a mi lado mi querido roble.
Besos

Mar:

Que estemos todos los habitantes del mar unidos en esta mística que los que amamos el oleaje marítimo sólo comprendemos.
Un beso enorme